Skip to main content

BASÍLICA DE SANTA MARÍA

 


BASÍLICA DE SANTA MARÍA


 


 

MapaAudio

 


“...facer iglesia para enterramiento e para oir misa e las otras cosas que han menester...”


 


María Díaz de Haro, “Señora de Vizcaya”, fundó la Villa en el año 1322 y comunicó a los portugalujos que buscasen el lugar más apropiado para construir una iglesia en honor a la Virgen María. Para ello se eligió el lugar más elevado de la Villa y se construyó un pequeño templo de fábrica sencilla con cubierta de madera.


 


De este edificio sólo se conserva la “Virgen María”, que preside el Retablo Mayor de la Basílica. Es una talla del siglo XIV, auténtico documento de la espiritualidad medieval. La Basílica de Santa María data de finales del siglo XV. Está construida en sillería arenisca y su ejecución duró casi un siglo.


Podemos encuadrar esta construcción dentro del estilo gótico con influencias renacentistas, sobre todo en las portadas.


 


Destacan en su exterior los arbotantes, las gárgolas, las portadas y la torre campanario, reconstruida posteriormente, entre los años 1691 y 1741. La portada lateral es la más Antigua. Se conoce con el nombre de Portal de la Ribera, y acusa la acción erosiva de los vientos del noroeste. Conserva, en el centro del arco de entrada, el nombre del maestro cantero de la iglesia: Garita.


La portada principal se cobija bajo la torre-campanario. Tiene en su hornacina la imagen de María, semejante a la de la talla gótica, de “La Virgen”.


 


En el interior destaca el Retablo Mayor, de estilo renacentista, que preside el Altar. Fue realizado en Madera de nogal y sólo la calle central aparece policromada. Este retablo, junto al de la Adoración de los Reyes Magos, está catalogado como Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento. A ambos lados del Retablo Mayor, podemos admirar dos interesantes muestras de pintura gótico-flamenca: El tríptico y el cuadro de la Coronación de la Virgen, conocida popularmente como “La Virgen de la Pera”.


 


En las naves laterales se abren diferentes capillas, pertenecientes a las familias más importantes de la Villa, como los Salazar, Ugarte o Coscojales. Destacamos la imagen del Cristo del Portal, talla gótica de finales del siglo XV; la Reja de la Capilla de Santiago de 1569, una de las más antiguas de Vizcaya; o el órgano situado en el coro, del año 1903, de la casa francesa Henry Didier, que se sigue utilizando hoy en día.


En la Basílica, se ubica también un museo de arte sacro, donde se exponen muestras de orfebrería en plata, vestimentas, un libro de coro del siglo XVII, y el tornavoz del púlpito del siglo XIX -sombrero para que el sonido repercuta y se oiga mejor.



Volver atrás

 


MIRADOR DEL CAMPO DE LA IGLESIA


 


 

MapaAudio

 


Saliendo de la Basílica de Santa María, se encuentra el mirador. Ofrece maravillosas vistas sobre la Ría, que hacen de este lugar uno de los más frecuentados.


 


Aquí podremos sacar unas preciosas fotografías, teniendo como telón de fondo el Puente Colgante; El paseo de la Canilla, con su antigua estación -hoy Oficina Municipal de Turismo- y municipios del entorno.


 


Volver atrás