Skip to main content

María Díaz de Haro

DÍAZ DE HARO, MARÍA

 

MARÍA DÍAZ DE HARO, la fundadora de Portugalete fue hija del VII Señor de Bizkaia, Lope Díaz de Haro III, casado en 1269 con la hija del infante de Castilla Alonso de Medina. Esposada muy joven, con el infante Juan de Castilla, hermano del rey Sancho le tocó vivir una época azarosa de grandes turbulencias, intrigas y luchas internas. Así en 1288, un año después de su boda, su padre fue asesinado en Alfaro a manos del rey castellano y su marido encerrado en prisión. Su hermano Diego, que heredó el título de Señor de Bizkaia, murió al año siguiente.

 

De esta manera le correspondió el Señorío según el Fuero, aunque el poder real lo ejerció el rey castellano que invadió el Señorío, hasta que en 1295 su tío Diego López de Haro, el Intruso, se lo arrebató aprovechando los disturbios que había en Castilla por la minoría de edad de Fernando IV. Este D. Diego, que fundó Bilbao en 1300 tuvo siempre en frente al príncipe Juan, que como marido de MARÍA DÍAZ DE HARO, pretendía el Señorío para ésta.

 

En 1307, D. Diego, ante los vizcaínos congregados en la Junta de Arechabalaga, la reconoció como verdadera heredera de su hermano y pidió que la reconocieran y aceptaran a su muerte como Señora de Bizkaia. Con este acto, se zanjó una larga cuestión que había ensangrentado durante años a nuestro país y que tres años después, al morir D. Diego en el cerco de Algeciras, le hizo recobrar el Señorío. Este su segundo mandato que empieza en 1310, con la petición de los bilbaínos de que legitimara su carta de fundación, finaliza en 1322 con la fundación de Portugalete y la muerte de su marido en la guerra contra los moros.

 

La fundación de nuestra Villa fue una acertada decisión, dada la situación tan estratégica que ocupaba en la comarca que se extendía desde Somorrostro hasta Luchana y que estaba basado en su perfecto conocimiento de la zona, no en balde, según dice Coscojales, había vivido en Santurtzi donde tenía una casa fuerte. Después de haber fundado el convento de dominicas de Valencia de Campos y tomado el hábito en el de Perales, ese mismo año, cedió el Señorío a su hijo Juan “el Tuerto”, que había estado en la corte como tutor de Alfonso XI y que la había obligado como buena madre, a realizar diligentes oficios para contener su carácter turbulento y su mal comportamiento en aquellas tierras castellanas.

 

Este fue asesinado en 1326 por orden de Alfonso XI, que recelaba del gran poder que estaba adquiriendo (había acordado su boda con la nieta del rey de Aragón) y que le confiscó sus bienes de Castilla, pretendiendo además el Señorío. DOÑA MARIA volvió a recobrar sus derechos frente a los intentos del rey por usurpárselos o por lo menos de que se los vendiese, a lo que no accedieron los vizcaínos. Además de la fundación de Portugalete, había fundado en 1325 Lekeitio y en 1327 Ondárroa, teniendo que volver a confirmar nuestro privilegio el 11 de junio de 1333 dado que el original se había caído al agua y perdido.

 

En 1334 renunció definitivamente al Señorío en favor de su nieta, llamada también María Díaz de Haro, fruto de las nupcias con Isabel de Portugal de su hijo Juan “el Tuerto” y que casada con Juan Núñez de Lara gobernaría en las décadas siguientes. Coscojales en sus manuscritos sobre la Historia de Bizkaia, anota que al alba del miércoles 3 de noviembre de 1342, falleció DOÑA MARÍA que por sus hechos se la conocía y se la recuerda con el sobrenombre de “la Buena “. Cita después un nombre ilegible que parece ser Breasaichaga y que según Labayru bien podría ser Berresonaga, por lo que entonces su muerte se produjo en jurisdicción de Larrabezua.

 

Volver atrás