Skip to main content

El mareómetro

 


EL MAREÓMETRO

MapaAudio

Tras haber admirado la grandiosidad que nos ofrece este coloso de hierro tomamos de nuevo contacto con el muelle de Churruca.



Destacan las casas de Zunzunegui, de Olaso, de Palacios, de Balparda, de Vicuña y de Gandarias. Magníficas construcciones de finales del siglo XIX.


 


El Mareómetro, ubicado al final del Muelle, fue construido en París y colocado por la Junta de Obras del Puerto en el año 1883. Mapa Se trata de un instrumento náutico que mide la profundidad del cauce. Registra el ascenso y descenso del nivel de las aguas con las mareas. Esta información, de suma importancia, facilitaba a los barcos su tránsito por la Ría. Hoy es un elemento testimonial que abre paso al Muelle de Hierro.


 


EL MUELLE DE HIERRO

MapaAudio

El Muelle de Hierro es prolongación del Muelle Nuevo.


Fue creado para solucionar el gran problema que, para la navegación, suponía la barra de arena que cegaba la desembocadura del Nervión. Es obra del ingeniero Evaristo Churruca.


Su construcción se inició en el año 1881. Y fue terminado en el año en 1887. Tiene una longitud de 800 metros. Los 600 primeros metros están construidos en armazón de hierro y los 200 últimos en piedra.


Si caminamos hasta el faro, situado al final del Muelle de Hierro, podremos disfrutar de espectaculares vistas de la Bahía, de la Ría y su Puente Colgante, de la Dársena…


Volviendo nuestros pasos hacia el Puente Colgante, nos dejamos atrapar por la brisa y olor a mar que la Ría nos trasmite. Nos encaminamos hacia la zona más antigua de la Villa. Y, de paso, nos encontramos con el Parque del Doctor Areilza.


 


Volver atrás