Skip to main content

Virgen de la Guía

VIRGEN DE LA GUÍA - 1 de JULIO

 

La festividad en honor a la Virgen de la Guía tiene lugar el día 1 de Julio, siendo la primera de la temporada de verano. De origen marinero, resulta particularmente entrañable para los portugalujos, incluidos aquellos que retornan a la Villa en tan esperada cita, para convivir y recordar con sus paisanos momentos de alegría.

 

La fiesta se celebra en el Casco viejo y de forma principal en la calle Coscojales. Comienza a primeras horas del día con un chupinazo y el tradicional izado de los Dominguines, dos grandes muñecos de trapo que penden de una cuerda, la cual está sujeta en sus extremos a los antepechos de dos balcones de la citada calle Coscojales.

 

A la vez, se hace la ofrenda de flores a la Virgen, cuya imagen se encuentra al inicio de la misma calle, en una hornacina situada en la fachada de la Plaza del Mercado. A partir de ese momento, txistularis, fanfarrias, cabezudos y triki-trixas "calentarán" el ambiente y nos harán sentirnos en día de fiesta. Juegos, danzas, concursos, desfiles, sokatira, canciones y bailables a cargo de la Banda Municipal de Música, tendrán lugar a lo largo del día, amén de otras muchas ocurrencias que la Sociedad Berriztasuna, encargada de la organización, nos regala cada año.

 

A las 12 en punto de la noche, la Gran Bajada de la Guía parte de lo más alto de la empinada calle Coscojales y en fila tras la Banda Municipal al son de un pasacalles. Los jóvenes cogidos del hombro y formando filas en multitud compacta, avanzan derrochando alegría; donde ya suena la verbena, que concluirá con el tradicional chupín.

 

Volver atrás